• tomar un café en el antiguo y restaurado Establo Artistico en    Bukowiec.
  • contemplar las vistas desde la torre de observación del parque de Bukowiec.
  • pasear por los alrededores del  antiguo hospital de Bukowiec.
  • visitar los numerosos palacios y castillos que hay en la comarca.
  • escaparnos a Mala Upa a degustar el “knedle”.
  • coger la bici y disfrutar de las inacabables pistas de BTT.
  • disfrutar de las infinitas excursiones posibles en la montaña.
  • hacer rafting por el rio Bober
  • esquiar por las pistas de esquí alpino y esquí de fondo.

 


Y muchos más ...


foto: Guillem Lopez